Técnicas básicas para hacer marketing de contenido

Si estás listo para empezar a escuchar a tu audiencia y comenzar a crear contenidos valiosos y relevantes para ella, debes establecer una estrategia de marketing de contenidos. Esta funcionará como una guía que organiza la planificación, creación, publicación, promoción y medición de tus contenidos.  Te invito a conocer las técnicas básicas para hacer marketing de contenido.

Planificación

Analiza quién eres.

Pregúntate qué haces, qué productos o servicios ofreces y a qué precio. Quién es tu público objetivo, qué punto de contacto tienes con tus clientes, qué necesidades tienes, y cualquier otra pregunta que te podrías hacer al respecto.

Analiza el mercado.

Reflexiona sobre los sectores y nichos donde te interesa estar y en cuáles no; investiga sobre la situación del mercado actual. Plantéate qué necesidades existen y pregúntate que productos puedes ofrecer, brinda soluciones.

Analiza tu competencia.

Pregúntate qué tipo de contenidos está haciendo, cómo se comunica con sus seguidores y fans, también cómo es su relación con sus consumidores y clientes. Con qué periodicidad publica su contenido, y cualquier otra pregunta relevante.  Además, reflexiona sobre tus fortalezas, debilidades y oportunidades con respecto a ella. ¿En qué son mejores? ¿En qué eres mejor? ¿De qué te puedes beneficiar? Y cualquier otra pregunta que se te ocurra. La idea es que cada respuesta te permita conocer sobre los asuntos en los que debes mejorar, reforzar e incluso evitar.

Define tus objetivos

Una vez que has realizado un análisis de tu situación, es hora de plantearte tus objetivos. Pregúntate qué es lo que buscas: ¿aumentar el tráfico a tu sitio web, mejorar el posicionamiento en los buscadores, aumentar la popularidad de tu marca, generar una mayor comunidad, vender más? A quién deseas convencer, cómo lo vas a hacer y cualquier otra pregunta que te podrías hacer al respecto.

Encuentra tu target

Hazte preguntas sobre tu público objetivo: ¿quiénes son tus clientes potenciales? ¿Qué edad tienen? ¿Es un público masculino, femenino o mixto? ¿Dónde se ubican? ¿Cuál es su clase social? ¿Qué les interesa? Y cualquier otra pregunta que consideres conveniente para conocer mejor a tu audiencia. En base a tus respuestas, identifica a quienes les puede interesar tu contenido y adáptalo a ellos.

Contenidos a crear

Ahora qué sabes bien dónde quieres estar y a quién te quieres dirigir, es hora de definir el tipo de contenido que vas a crear, la manera de hacerlo y difundirlo. De acuerdo a tu objetivo puede ser información que trate de sus inquietudes, aporte soluciones a sus problemas, consejos, utilidades, información divertida, curiosa o con la que puedan aprender algo nuevo.

Con respecto al formato, tienes múltiples opciones: artículos de blog, vídeos, infografías, imágenes para compartir en redes sociales, contenido para newsletter y email marketing, entre otros medios digitales. También puedes incluir medios offline, como revistas corporativas. Puedes apostar por combinarlos para evitar aburrir a tu target o conseguir siempre el mismo tipo de tráfico.

Creación de contenidos

Marketing de contenido - creación

Investiga sobre los temas a tratar

Investiga las palabras claves más demandadas relacionadas con tu actividad y que te puedan dar pistas sobre los temas que puedes ofrecer. Google Trends y Google Keyword Planner son dos herramientas que te pueden ayudar a encontrarlas. También puedes monitorizar las redes sociales para encontrar tendencias y temas de actualidad.

Define los temas a tratar

Desarrolla una lista, esquema o una lluvia de ideas con los temas a tratar, que estén relacionados con tu actividad y que se adapten a las necesidades e intereses de tu público. Escoge un título atractivo para cada uno de ellos.

Desarrolla y estructura el contenido

El contenido a desarrollar debe conquistar a tu público, debes adaptarlo a él en la medida de lo posible; utiliza un lenguaje sencillo y directo, puedes incluso usar sus jergas. Intenta acércate a él todo lo que puedas, siempre comunicando sobre aspectos que le puedan resultar interesantes. Por otra parte, sin importar el formato a utilizar, el contenido debe estar bien estructurado para que llame la atención. Debe enganchar al principio, mantener la atención durante el contenido central y convencer en la conclusión. No debe ser muy extenso.

Publicación del contenido

Marketing de contenido - publicación

Ha llegado la hora de hacer público tus contenidos, puedes hacerlo en tu sitio web o blog. Sin embargo, debes considerar dos aspectos importantes para conseguir que sean vistos por el mayor número posible de usuarios.

SEO

Llama la atención de los buscadores, optimizando tus contenidos. Utiliza las palabras claves que encontraste en el segundo paso (investiga sobre los temas a tratar) e impleméntalas en tu contenido. Por ejemplo, en un blog se recomienda usarlas tanto en los títulos como en los subtítulos y en el cuerpo del contenido; los artículos deben tener más de 300 palabras y se deben añadir etiquetas que identifiquen de forma clara nuestro contenido.

El momento adecuado

Escoge el momento adecuado para publicar. Ofrécelos cuando sean necesarios y atractivos, de manera que exista un buen número de usuarios interesados en ellos. Intenta no publicar los contenidos de forma muy seguida o brindar grandes dosis de información en poco tiempo para no saturar al usuario.

Promoción del contenido

Es la parte más importante y que muchas personas no consideran. ¿De qué sirve crear contenidos geniales si luego no aprovechamos todas las vías para distribuirlo y así aumentar su difusión? Hazte visible en redes sociales (no olvides interactuar con tus seguidores y fans), realiza un buen call to action, envía una newsletter personalizada y cualquier otro que te ayude a aumentar la visibilidad. Otra opción es buscar a los influenciadores (influencers) y establecer relaciones con ellos.

Marketing de contenido - promoción

Análisis de los resultados.

Este es un paso fundamental, pues te permitirá conocer si lo que haces está funcionando o no y para establecer próximos pasos. Debes medir todo lo que realizas y eliminar aquellas cosas que no funcionan. ¿Tu página o contenido carga rápidamente? ¿Cuánto tiempo pasan los usuarios en tu web? ¿Leen tus contenidos? ¿Cómo te encuentran (red social, buscador, otros)? Y otras preguntas que te permitan conocer su comportamiento.

Estas han sido las técnicas básicas para hacer marketing de contenido. Recuerda que si tu objetivo es crear y promover contenidos que atraiga y convierta a tu target debes implementar una buena estrategia para tu empresa.