Recursos audiovisuales en la oratoria

Para llevar a cabo una presentación de manera exitosa no basta con que el orador hable con una retórica impecable, una voz bien colocada y que su lenguaje corporal sea acorde con cada parte de su discurso, también debe hacer uso de los recursos audiovisuales adecuados para lograr la máxima atención posible de su audiencia.

A la hora de hablar en público, ya sea durante una presentación, conferencia o seminario, es indispensable apoyarse en diferentes herramientas o medios audiovisuales, dado que estos tienen la capacidad de facilitar la comprensión y seguimiento del discurso, contribuyendo a captar la atención del público. Sin embargo, es importante tomar en cuenta una serie de aspectos para evitar distraer o desviar la atención del mensaje que se está enviando.

¿QUÉ SE DEBE CONSIDERAR A LA HORA DE PREPARAR UNA PRESENTACIÓN?

Recursos visuales en la oratoria - preparar presentación

  • Tipo de audiencia que asistirá: su nivel de formación, puesto de trabajo, etc.
  • Cantidad de público o número de asistentes.
  • Duración de la presentación. Recuerda que ninguna exposición debe exceder los 30-45 minutos. ¡Ninguna!
  • Fecha y hora en que se realizará: es fundamental tener en cuenta si se realiza después de alguna comida (por ejemplo, el desayuno) o a última hora de la tarde. También para conocer cuánto tiempo tomará arribar al evento.
  • Lugar donde se realizará: esto con el fin de conocer la comodidad, espacio, luz, etc., del auditorio o espacio donde se llevará a cabo la presentación.
  • Medio de los que se dispondrá: micrófonos, conexión a internet, energía eléctrica alterna por si ocurre un corte de luz, etc.

¿QUÉ SE DEBE CONSIDERAR A LA HORA DE DESARROLLAR UN MATERIAL AUDIOVISUAL?

A la hora de desarrollar una presentación con diapositivas (ya sea con Power Point de Microsoft u otro software similar) u otro recurso gráfico se debe tomar en cuenta varias cosas:

  • Evitar recargar las diapositivas con un texto excesivo o un número de elementos visuales (imágenes, gráficos, etc.).
  • No añadir más de 75 palabras por diapositiva. Lo ideal es expresar lo que se desea exponer en palabras claves o frases cortas, evitando oraciones o párrafos.
  • Utilizar un tamaño y tipo de letra adecuado (que sea legible).
  • Nunca usar más de 2 – 3 estilos de letras. Lo más seguro es utiliza la misma familia de fuente.
  • Evitar agregar animaciones de énfasis a los textos (parpadeos, movimiento repetitivo, etc.).
  • Se recomienda marcar las líneas con viñetas o números.
  • Si se utilizan símbolos y abreviaturas, que sean estándares para que sean fáciles de interpretar.
  •  Tratar de no utilizar más de 4 colores en una misma diapositiva.
  • Realizar un contraste adecuado entre el fondo y los elementos textuales o visuales. Lo recomendable es utilizar color de fondo azul con textos blancos o amarillos, o en su defecto, fondo negro y caracteres blancos. Evitar los fondos verde, rojo o naranja porque no suelen verse bien, lo mismo con las letras de color fucsia.
  • Si se utilizan imágenes y fotografías deben tener buena resolución, ser relevantes y comprensibles por sí mismas.
  • No es recomendable utilizar material copiado de libros o revistas.
  • Los gráficos no deben contener más de 8 barras o 4 pares de barras.
  • Una diapositiva no debe contener más de dos gráficos de sector o torta.
  • El gráfico de línea no debe exceder 3-4 curvas.
  • En los gráficos de sectores conviene indicar valores absolutos.
  • Los cuadros o gráficos, deben ser de colores llamativos pero discretos. Esto permitirá mayor claridad y menor saturación.
  • No es recomendable incluir efectos visuales o sonoros en las transiciones entre diapositivas.
  • Usar la “Regla de Presentaciones 10/20/30”, una regla creada por Guy Kawasaki (un especialista en el ámbito de las nuevas tecnologías y marketing) que dice que toda presentación debe contar con: no más de 10 diapositivas, que dure 20 minutos y no tenga texto más pequeño que 30 puntos.
  • Otra regla es la 20 – 20 que expone que se pueden utilizar 20 diapositivas y en cada una de ellas usar 20 segundos de tiempo.

DURANTE LA PRESENTACIÓN…

Durante una presentación

A la hora de realizar la presentación, el conferencista debe considerar:

  • No apagar totalmente las luces durante la proyección. Además de que puede generar adormecimiento en algunos miembros del público, implican desconsideración para quien desee tomar nota.
  • Describir las diapositivas de pie sin moverse de un lado a otro y sin realizar gestos excesivos. Se debe mirar a la audiencia.
  • Explicar las diapositivas mencionando los puntos que la conforman, establecer relaciones entre diapositivas y dejar tiempo entre ellas.
  • Nunca leer lo que dicen las diapositivas. La audiencia también sabe leer.
  • Nunca mirar a las imágenes mientras se habla. Estas hay que describirlas orientando la mirada.
  • Describir primero las columnas y filas de las tablas para luego pasar a los datos.
  • Cuando se haga uso de algún recurso audiovisual es extremadamente importante comprobar por adelantado que funcionen, no importa si alguien dice que los ha usado recientemente, es mejor comprobar por nuestros propios medios. También es importante tener siempre un plan B, en caso de un corte de luz, falla de conexión a internet, etc. Otra aspecto a tomar en cuenta es controlar o conocer bien el entorno, así se evitará derribar algo que esté sobre una mesa o tropezar con un cable.