Neuro oratoria

Entender el funcionamiento del cerebro y elaborar el discurso de acuerdo a cómo este procesa la información es el objetivo principal de la Neuro Oratoria, una disciplina que consiste en diferentes técnicas enfocadas en conocer cómo funciona nuestro cerebro y cómo utilizarlo para nuestro beneficio al momento de realizar una presentación, conferencia o seminario, de alto impacto.

La Neuro Oratoria parte de los conocimientos de la Neurociencia que permiten entender cómo es que el cerebro de una persona reacciona antes los estímulos del exterior, y aplicados a la oratoria, ayuda a entender qué es lo que funciona o no, a la hora de dar un discurso exitoso. De manera general, la Neuro Oratoria tiene como fin lograr que la audiencia se enganche significativamente con el contenido y el conferencista.

Técnicas de neuro oratoria según Jürgen Klaric

Jürgen Klaric, un docente, escritor e investigador estadounidense en neuromarketing y neuro-innovación, conocido como unos de los 10 mercadólogos más influyentes en el mundo, presenta las siguientes 10 principales técnicas de Neuro Oratoria para desarrollar un discurso de alto impacto:

1. ENTONACIÓN

En un discurso el orador no se debe utilizar siempre el mismo tono de voz y velocidad a medida que expone sus ideas, debe aprender a combinar.

Tono + velocidad

De acuerdo a numerosos estudios, nuestro cerebro puede conectarse profundamente con la velocidad y con la entonación. De tal manera, se sugiere que cuando se desee acentuar un concepto o idea debemos variar el tono de voz (sin esforzar la garganta) y la velocidad. El cambio de tono y ritmo deben ir de acuerdo a lo que se expone, con lo que se desee expresar y el objetivo del discurso. Por ejemplo, para expresar emoción podemos elevar el tono, para la tristeza y la preocupación un tono más bajo. Cuando queramos transmitir entusiasmo, se aumenta la velocidad; las ideas principales, los puntos culminantes o cualquier argumento de importancia, a ritmos más lentos.

Es como una película, hay espacios lentos, hay espacios muy rápidos, hay momentos románticos y hay momentos de acción. Así captaremos mejor la atención de la audiencia. Sin embargo, es importante hacer los cambios con naturalidad, para ello se debe respirar correctamente; no inhalar profunda y forzadamente, ni respirar con mayor rapidez de lo normal. Lo ideal es inhalar de manera profunda utilizando el diafragma y controlando la salida del aire para que sea suave.

2. EL CUERPO

Nuestro cuerpo es una herramienta de comunicación igual de poderosa que nuestra voz, ¡puede llegar a ser el 51% de la comunicación!, por tal motivo, es preferible no utilizar micrófonos inalámbricos, con el propósito de poder utilizar nuestras manos para explicar nuestras ideas. También es importante inspirar naturalidad, confianza y seguridad.  Mirar a los ojos de las personas que se encuentran en primera fila, moverse por la sala de forma ligera y relajada y con gestos firmes.

3. LA ROPA

Neuro Oratoria - la ropa

Generalmente cuando estamos escuchando a una persona, nuestro cerebro comienza a detallar los componentes de su vestimenta (camisas, pantalones, zapatos, accesorios).  Por lo tanto, al momento de hablar en público, es fundamental que nuestra apariencia nunca acapare el protagonismo de la presentación. Algunas recomendaciones al respecto:

  • Nunca dar conferencias con vestimenta con colores y patrones muy llamativos, lo ideal es usar colores sobrios y lisos, acordes al color de nuestra piel y que contrasten con el fondo del escenario, esto hará que nuestra cara resalte.
  • Prestar especialmente atención es no llevar ropa traslúcida, especialmente en los grandes escenarios en los que hayan focos iluminándonos.
  • Evitar llevar escotes pronunciados o faldas muy cortas.
  • Evitar camisas o franelas con los que se note que estamos sudando (en particular bajo la axila), esto ocurre particularmente con los colores pastel. Lo recomendable es elegir una camisa de colores sólidos (azul, negro) o una blanca de tejido grueso.
  • No llevar accesorios colgantes; se debe evitar llevar collares y pendientes grandes y llamativos, pañuelos, bufandas o fulares, así como cualquier otra cosa similar que haga el efecto de un péndulo a medida que nos movamos.
  • No llevar accesorios que emitan ruido como zapatos con suela dura, joyas cerca del micrófono y cualquier otra cosa que suene al movernos.
  • Evitar cualquier otra cosa que pueda distraer a la audiencia como la bragueta abierta, una mancha, etc.
  • Elegir la vestimenta adecuada a la audiencia y al ambiente en que se llevará a cabo el evento, evitar usar manga corta, puesto que puede ser un poco informal. El peinado y el calzado deben estar limpios y ser apropiados para la ropa que llevaremos. Una apariencia desalineada llamará la atención de forma negativa, especialmente si se trata de una presentación formal.
  • En el caso de discursos no tan formales, se recomienda elegir ropa un poco más formal que la del público, pero no demasiado, la idea es fomentar la sensación de cercanía con la audiencia, pero a la vez, mantener una imagen de autoridad.

4. LA PRESENTACIÓN DE POWER POINT

Al momento de realizar una presentación de Power Point, debemos tener en cuenta que nuestro cerebro puede conectarse con ella e ignorar al orador, por lo tanto:

  • Evitar recargar las diapositivas con un texto excesivo o un número de elementos visuales (imágenes, gráficos, etc.).
  • No añadir más de 75 palabras por diapositiva. Lo ideal es expresar lo que se desea exponer en palabras claves o frases cortas, evitando oraciones o párrafos.
  • Utilizar un tamaño y tipo de letra adecuado (que sea legible).
  • Nunca usar más de 2 – 3 estilos de letras. Lo más seguro es utiliza la misma familia de fuente.
  • Evitar agregar animaciones de énfasis a los textos (parpadeos, movimiento repetitivo, etc.).
  • Tratar de no utilizar más de 4 colores en una misma diapositiva.
  • Realizar un contraste adecuado entre el fondo y los elementos textuales o visuales. Lo recomendable es utilizar color de fondo azul con textos blancos o amarillos, o en su defecto, fondo negro y caracteres blancos. Evitar los fondos verde, rojo o naranja porque no suelen verse bien, lo mismo con las letras de color fucsia.
  • Si se utilizan imágenes y fotografías deben tener buena resolución, ser relevantes y comprensibles por sí mismas.
  • No es recomendable incluir efectos visuales o sonoros en las transiciones entre diapositivas.

5. EL TIEMPO

Evitar que nuestra presentación sea demasiada larga, ¡no debe exceder de 1 hora! Lo ideal es que sea entre los 30 – 45 minutos, por lo tanto, nuestro discurso debe decir lo esencial con pocas palabras y de manera precisa. Se recomienda separarlo en puntos pequeños y dependiendo de la idea a expresar se le asignará más o menos tiempo. El tiempo sugerido es de 5 a 7 minutos máximo por tema, extendiéndose en ideas importantes y simplificando las más débiles.

6. EL ESTILO

Durante una presentación o conferencia, debemos ser nosotros mismos. Si intentamos ser distinto a cómo somos, es bastante probable que no convenzamos a nadie. No tratemos de copiar o imitar a otras personas, seamos auténticos, hay que ponerse al nivel de la gente, no vendernos como un súper héroe.

7. LA INTERACCIÓN

Interactuar con la audiencia en medio de la presentación es fundamental. Acercarse a ella, caminar entre ella, realizar preguntas, son algunas de las cosas que podemos hacer para conectarnos y transmitir mejor la ideas.

8. EL MENSAJE

Nuestro mensaje de ser lo más claro y conciso posible. Debemos evitar dar vueltas y procurar de ser simple en nuestra forma de brindar el mensaje. Debemos considerar que se ha demostrado que durante la comunicación la responsabilidad de entregar el mensaje correctamente reposa en el emisor. Es decir, si nuestra audiencia no nos entiende, es nuestra responsabilidad.

9. LA CREDIBILIDAD

Durante la presentación, nuestras experiencias y testimonios (relacionados con el tema), pueden enriquecer el tema y proyectar al público un mayor compromiso de nuestra parte. Eso sí, evitar ser arrogante.

10. NOSOTROS

Cuando conocemos nuestra identidad y sabemos definir quiénes somos, podemos proyectar esta imagen durante nuestras presentaciones. Nuestro tono de voz y la manera en qué exponemos nuestras ideas, son algunos de los elementos que le permiten al público en general a formarse una idea clara de quien somos.

Neuro Oratoria

De acuerdo a Jürgen Klaric, estas diez técnicas de neuro oratoria nos ayudaran a expresarnos con mayor elocuencia frente a la audiencia, logrando vender mejor nuestras ideas, mejorar las relaciones y ganar el respeto y la cooperación de los demás.